lunes, 13 de junio de 2011

Más Tarde de lo Esperado.

Las cosas buenas hay que saber esperarlas. Cuando lo que querés tarda en llegar, el deseo crece y ahí tu corazón se prepara para vivir eso que tanto esperás.

Hay cosas que llegan más tarde de lo esperado, y eso provoca ansiedad, frustración… Cuando menos lo esperás, es cuando la vida te sorprende y esas son las sorpresas que más se disfrutan… Y cuando uno sabe que lo que está por venir es bueno, esperar no es una agonía, es una fiesta… Saber esperar es saber desear… El deseo se vuelve más fuerte cuando uno se toma el tiempo de desear, porque siente el deseo. Será hoy, mañana, en un tiempo, más tarde… quizás, más tarde de lo esperado.

Los grandes momentos de la vida, son como un despertar. Los grandes momentos de la vida, están llenos de sorpresas. Los grandes momentos de la vida, están llenos de belleza. Los grandes momentos están llenos de magia, llenos de ternura, de complicidad. Los grandes momentos de la vida están llenos de corazones acelerados, llenos de… interrupciones. Los momentos importantes estan llenos de cosquillas, de sudor en las manos, de ilusión. Los grandes momentos de la vida, en general, ocurren mas tarde de lo esperado…

Las cosas buenas hay que saber esperarlas. No hay nada de malo en que las cosas que uno desea lleguen más tarde de lo esperado.

Cuando lo que querés tarda en llegar, el deseo crece, te fortalece y ahí tu corazón se prepara para recibir eso que tanto esperás. Si no estás lista para lo que deseas es como comer una frutilla verde: es amarga, no la disfrutas.
Hay cosas que llegan más tarde de lo esperado, y eso te da ansiedad, frustración, pero por algo es eso, o sea, por algo hay cosas que se hacen esperar. Cuando menos las esperas, quizá cuando ya renunciaste a alcanzar ese deseo, es cuando la vida, el destino, o lo que sea te sorprende y esas sorpresas son las que más se disfrutan, las que llegan cuando menos las esperas.

Las cosas buenas llegan tarde, dan trabajo, esfuerzo, dedicación. Cuando uno sabe que lo viene es bueno, esperar no es una agonía, es una fiesta. Saber esperar es saber desear…
Queremos todo ya. La comida, ya. Los resultados, ya. Levantar el tubo del teléfono y que venga un Delivery y te traiga la felicidad, ahora.

El deseo se vuelve más fuerte cuando uno se toma el tiempo de desear, siente el deseo y en la realización no hay tiempo… el deseo se vuelve débil, descartable.

2 comentarios:

ForeverandSometimes. dijo...

Ame tu blogggggg, sos una genia, no sabes como te comprendoooo. Me encanta la forma en la cual escribis, seguilo haciendo, por que lo hacés genial. Tu blog es super original, por eso te sigo (:
Me seguís a mi también? (si te gusta el blog, obviamente). http://nnomeimportanada.blogspot.com/
Espero no molestar, que andes mejor que yo (:B) y tengas un buen día :D

Melodi, la neurona que piensa dijo...

Jelousss!!
Andaba echándole un vistazo a los blogs literarios que me llamaban la atención por el título y de casualidad topé con el tuyo.
Me parece muy interensa, y no debes estancarte, hay que avanzar!!!
Te puede interesar el mío si te gusta leer una literatura personal y positiva que te puede ayudar en los diferentes acontecimientos de tu vida (microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos), también puedes debatir sobre diferentes temas y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes; creo que todos los que nos hacemos un blog es para transmitir nuestras emociones y recibir opiniones que nos sean productivas.

http://insolitadimension.blogspot.com/

En definitiva, únete si lo deseas y si no pues otra vez será. Gracias ^^